viernes, 25 de mayo de 2018

La rana que se convirtió en princesa

La rana que se convirtió en princesaEn un reino muy lejano vivía una bella joven llamada Susana, ella era quizá una de las chicas más lindas en todo el reino y su belleza despertaba la envidia de otras chicas no tan hermosas. Este reino era gobernado por una malvada bruja obsesionada por la belleza, ella siempre llamaba a las jóvenes más bellas y puras para poder robar su belleza y así conservar la eterna juventud.
La malvada bruja al enterarse que Susana ya estaba en la edad para robar su belleza, la mandó a llamar para hacerle lo mismo que a otras chicas; Susana fue al reino con mucho temor pues ya se rumoraba lo que la malvada bruja le hacía a las jóvenes bellas. Al llegar al palacio la malvada bruja vio que Susana era más bella que cualquier otra chica, ella no dudó en querer tomar su belleza para ser tan pura como ella, sin embargo cuando quiso absorber su  belleza, sus extrañas fuerzas no funcionaron, la bella chica era tan inocente y pura que su belleza no la podía robar las fuerzas del mal.
La bruja hizo muchos intentos pero no pudo robar su belleza, muy furiosa le lanzó un hechizo a la chica para que no pudiera igualar su belleza, desde ese entonces Susana fue convertida en una rana.
El tiempo fue pasando y Susana vivía muy triste en el estanque del castillo, su abuela la cuidaba y jugaba con ella para que no se sintiera sola. Un día un apuesto príncipe llegó a este lugar,  él deseaba conocer a la mujer más bella de este reino para tomarla como esposa, la malvada bruja estaba muy emocionada porque iba a hacer más grande su reino si lograba una boda con el apuesto galán.
La bruja se preparó con sus mejores vestidos y su belleza, el príncipe al verla la vio hermosa pero no le hacía sentir nada atractivo, él le pidió un momento para ir al jardín y allí se encontró con la abuela jugando con la rana, le pareció gracioso y quiso unirse al juego; la abuela viendo que la rana y el príncipe se entendían muy bien, pensó que si tal vez el príncipe la besaba podía volver a su estado normal. Ella le pidió ese gran favor al príncipe y él un poco asustado dio ese gran beso a la rana, de inmediato ella recuperó su imagen de bella chica y lo enamoró con toda la dulzura que reflejaba.
La belleza de la nueva princesa hizo que la bruja desapareciera, todos en el reino recuperaron la paz y Susana vivió muy feliz con su amado príncipe siendo así su bella princesa.
CUENTOS

jueves, 24 de mayo de 2018

Partes del cuento

Parte 1 de un cuento:
 inicio o planteamiento

Comenzamos con la primera de las partes de un cuento, es decir, el inicio o también llamado "planteamiento" o "presentación". Se refiere al comienzo de la historia, el momento en el que el autor contextualizará al lector tanto en el lugar en el que se encuentra la narración, los personajes que intervendrán en ella y los presentará ligeramente para que tengamos una idea de quiénes son y lo que buscan.

domingo, 20 de mayo de 2018

Ejercicios de motricidad fina

Resultado de imagen para motricidad fina actividades

Continuar el modelo.



El cerdo que quería ser cantante

El cerdo que quería ser cantanteHabía una vez un cerdo llamado Antón que quería ser cantante. Desde que era un cerdito siempre le había gustado escuchar música. Se pasaba el día cantando las canciones de moda que sonaban en la radio de la granja.

Todo el mundo le decía que los cerdos no podían ser cantantes. Que si los cerdos son muy grandes, que si los cerdos son muy sucios, que si los cerdos son muy feos… Todo eran pegas.

Pero Antón estaba decidido a ser cantante, así que cogió sus cosas y se fue a la ciudad a buscar un profesor de canto. Visitó todas las escuelas de música que había, pero en ninguna quisieron darle clases porque su gruñido era muy desagradable.

El cerdo que quería ser cantante
Triste y desilusionado, Antón decidió volver a la granja. Pero cuando llegó a la estación se dio cuenta de que ya no le quedaba dinero para coger el autobús.

El pobre animal necesitaba conseguir dinero para marcharse, pero no sabía hacer nada más que cantar, aunque a su manera. Y no se le ocurrió otra cosa que sentarse en la puerta de la estación de autobuses a cantar un blues acompañado de su guitarra.

Cantando estaba cuando pasó por allí un productor de cine que se quedó impresionado al ver el sentimiento que Antón le ponía a su canción.

- Hola, ¿qué es lo que te pasa? -le preguntó-. ¿Por qué cantas una canción tan triste?
- Quiero ser cantante y nadie me da una oportunidad -respondió el cerdo-. Todo el mundo me dice que los cerdos no podemos ser cantantes porque somos feos y sucios. Y los profesores dicen que tengo mi gruñido es horrible.

- ¿Ah sí? Pues te diré una cosa. No creo que eso sea motivo suficiente para que te eches atrás. Verás, hay cosas que se pueden cambiar. Por ejemplo, si te lavas bien estarás más limpio y olerás mucho mejor.

- Pero los cerdos no se lavan -respondió el cerdo-.

- ¡Claro, y tampoco son cantantes! Si quieres ser diferente tendrás que hacer cosas distintas.

- Es verdad...

- Respecto a lo de ser feo -siguió diciendo el productor-, eso es algo que carece de importancia. En realidad, forma parte de tu encanto. Además, eso depende de los gustos de cada uno.

- ¿Y mi voz? -preguntó el cerdo.

- En mi opinión tiene personalidad propia y, además, cantas con mucho sentimiento. Ven conmigo y haré de ti una estrella. 

Y así fue como Antón, el cerdo que quería ser cantante, se convirtió en actor de cine y triunfó cantando a su manera.

REMEDIOS CASEROS. V BLOQUE DE PRIMARIA.

REMEDIOS PARA DISTINTOS TIPOS DE DOLOR.

 PARA EL DOLOR DE CABEZA

1. Sujetar una pinza de colgar la ropa en el lóbulo de la oreja, como si fuera un arete, del mismo lado donde se tiene el dolor de cabeza. Mar Q.
 2. Frotar un limón durante unos minutos sobre la parte afectada. Claudia F.
 3. Aplicarse sobre la zona afectada, un pañuelo empapado en vinagre de sidra. Claudia F.
 4. Se licuan 300 gramos de col y 100 gramos de apio .Debe tomarse una vez al día. Claudia F.
 5. Masajear el cuello con 5 gotas de aceite de lavanda, también con menta mezclado con una cuchara de aceite de almendra. Claudia F.
 6. Voy a escribiros sobre un remedio casero para quitar el dolor de cabeza, lo he encontrado en la página http://www.remediospopulares.com Pues un remedio tradicional sería tomar una cucharada de miel con media cucharada de zumo de ajo. Débora M. 
7. Consiste en tomar una cucharada de miel con media cucharada de jugo de ajo. Claudia F.
 8. El remedio consiste en tomar una cucharada de miel con media cucharada de jugo de ajo. Claudia F. 4

 PARA EL DOLOR DE CUELLO 
1. Masajear el cuello dos veces al día, con la mezcla de media cabeza de ajo triturada con una barrita de alcanfor. Claudia F.
 2. Deslizar varias veces, de derecha a izquierda, una toalla empapada con aceite mejorana o romero en el cuello. Claudia F. 

PARA EL DOLOR DE ESPALDA 
1. Hervir unos 20 minutos, 50 gramos de artemisa en un litro de agua. Retirar el fuego y dejar refrescar. Luego aplicar sobre el área afectada. Claudia F.
 2. Confeccionar una almohadilla de castañas. Pelar castañas de indias frescas y molerlas. Luego se rellena una funda de cojín y se coloca sobre la zona dolorida. Mar Q.

 PARA EL DOLOR DE GARGANTA
 1. Hervir una cucharadita de manzanilla en una taza de agua. Dejar 10 minutos. Colar y dejar enfriar hasta que esté tibia. Hacer gárgaras según lo necesite. Claudia F.
 2. Poner una cucharadita de grosellas negras machacadas en una taza de agua hirviendo. Después, tomar a sorbos durante el día. Claudia F. 
3. Añadir una cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso grande de agua. Tomar a sorbos, durante el día. Claudia F. 5 
4. Cortar 1 cebolla en trozos y colocarlo en medio litro de agua. Después, añadir 3 de azúcar. Dejar macerar durante medio día y beber una taza de esta preparación, cada 2 horas, hasta que el dolor desaparezca. Claudia F.
 5. Mezclar una cucharadita de sal de mesa en metro litro de agua a temperatura ambiente. Luego, haga gárgaras aproximadamente cada hora. Claudia F.
 6. Comer ajos machacados en una ensalada. Claudia F.
 7. Hervir tres rodajas de limón en una taza de agua, dejarlo a fuego durante 10 minutos. Retirar del fuego y añadir una cucharadita de miel y de té .Después beber lentamente cuando aún esté tibio. Claudia F.
 8. Tienes que poner en una olla, leche; cuando esté caliente mezclarle una cucharada de miel. Marcela U. 9. Medio vaso de agua una cucharadita de sal, se calienta y se hacen gárgaras. Al otro día ya estas bueno. Siempre hay que hacerlo por la noche. Andrea B. 

DOLOR DE MUELAS
 1. Colocar una pequeña esencia de clavo, directamente sobre la muela afectada.Claudia F.
 2. Otro remedio es masticar unas hojas de perejil fresco con la muela afectada. Claudia F. 
 3. Colocar sobre la muela dolorida un trozo de cebolla, hasta que salga el jugo. Verás como el dolor desaparece. Claudia F.
 4. Colocar un clavo de olor, directamente en la muela, presionarla un buen rato, esto hace disminuir poco a poco el dolor. Carla S.
 5. Otro remedio para el dolor de muelas es masticar hojas de perejil fresco. Diego M.
 6. Poner sobre la muela una bolsa húmeda de té. Mar Q. 
7. Hacer enjuagues con coñac, en la muela afectada. Ivanoa V.

 PARA EL DOLOR DE OÍDO
 1. Calentar dos cucharaditas de aceite de oliva o de almendra y dejar, luego, que se refresque. Aplicar 2 ó 3 gotas templadas en el conducto del oído. Proteger con un pequeño algodón. Claudia F.
 2. Coger un limón y sacarle todo su zumo y empapar una bolita de algodón debe ser puesto al interior del oído con suavidad. Poner antes de irse a dormir.
 

Cuadro Sinóptico

Los Cuadros sinópticos son esquemas que muestran la estructura global del tema, teoría o contenidos, son un resumen expuesto de forma esquemática que muestra las ideas principales del tema. El cuadro sinóptico muestra los múltiples elementos, detalles, contrastes  y relaciones del tema estudiado lo que permite visualizar la estructura lógica de contenido,  organizar las ideas y conceptos y mostrar la información en forma jerárquica.


Cuadro Sinoptico

Pasos para hacer un cuadro sinóptico

1.- Como primer paso para hacer un cuadro sinóptico se debe leer y comprender el material objeto de estudio, se debe familiarizar con el tema y conocerlo de manera general.


2.- Cuando este revisando o leyendo el material debe identificar las ideas principales o centrales por ejemplo si usted está leyendo un libro  completo las ideas principales podrían ser los capítulos (aunque usted podría agrupar las ideas principales de acuerdo a secciones del libro que podrían ser un grupo de capítulos). La elaboración de resúmenes puede ser útil en este paso. Se debe eliminar las partes del texto o material que ofrezcan la misma información, es decir eliminar redundancias.
3.- Sustituir un conjunto de conceptos, objetos,  eventos o situaciones por un término más global que los incluya o describa de manera general. Se debe designar una o varias palabras para asignarlas a una idea global en lugar de una, enumera los objetos o conceptos uno por uno, esto es solo agrupar conceptos, objetos o situaciones que compartan características comunes.
4.- Identificar la oración tópico. La oración tópico es la que describe el tema central, la idea más importante de la que trata un párrafo. Puede estar en la introducción, en el desarrollo de la idea dentro del párrafo o en la parte de la conclusión de una serie de afirmaciones. En caso que no exista como tal, se debe elaborar mediante inferencia. Esta oración tópico será el tema principal; el cual será el título del cuadro sinóptico.
5.- Relacionar los elementos principales del texto de manera que se puedan organizar. Se debe identificar que tan generales son los elementos.
Dentro de un texto se encuentran elementos tales como:
– Supraordinados. Elementos generales que incluyen otros particulares.
– Coordinados. Tienen el mismo grado de generalidad. No se incluyen en otros.
– Subordinados. Elementos más particulares que se encuentran englobados dentro de los supraordinados.
6.- En este paso se debe categorizar las ideas principales identificadas en el material objeto de estudio y bosquejar el primer borrador del cuadro sinoptico aun con ideas muy generales.

7.- El siguiente paso es agregar las ideas complementarias.

8.- En este paso se debe agregar los detalles de las ideas complementarias.

La estructura básica del cuadro sinoptico es la siguiente:

sábado, 12 de mayo de 2018

Con cálculo mental forma figuras y colorea.

Imagen relacionada

Imagen relacionada

Imagen relacionada

Resultado de imagen para divisiones

Dibujos para el día del maestro

Dibujo de maestra señalando la pizarra.

Dibujos del Dia del Maestro para Pintar, parte 1

Dibujo de maestro con algunos animales como alumnos.

Dibujos del Dia del Maestro para Pintar, parte 1

Dibujo de maestra y estudiantes.
font-family: Arial, Tahoma, Helvetica, FreeSans, sans-serif; font-size: 13px; text-align: center;">
Dibujos del Dia del Maestro para Pintar, parte 1

Dibujo de maestra abrazando sus alumnos.

Dibujos del Dia del Maestro para Pintar, parte 1

Dibujo de maestra con cartilla de calificación.

Dibujos del Dia del Maestro para Pintar, parte 1

Dibujo de maestra enseñando a sumar.

Dibujos del Dia del Maestro para Pintar, parte 1

Dibujo de maestra señalando la pizarra.

Dibujos del Dia del Maestro para Pintar, parte 1

Dibujo de maestro enseñando matemática.

Dibujos del Dia del Maestro para Pintar, parte 1

Dibujo de maestra recibiendo un flor.

Dibujos del Dia del Maestro para Pintar, parte 1

Dibujo de maestra enseñando a escribir.

Dibujos del Dia del Maestro para Pintar, parte 1

Banco de Imagenes y fotos gratis


domingo, 29 de abril de 2018

La hormiga Chusy


Había una vez, una hermosa pradera repleta de vida, las mariposas revoloteaban alegres, los saltamontes brincaban felices y todos y cada uno de sus habitantes vivian en armonía los unos con los otros. En un lugar de la pradera se alzaba un pequeño montículo de tierra, el cual tenía un agujero en el centro, era un nido de hormigas, repleto de bullicioso ir y venir de miles de hormiguitas.

Chusy era una de las muchas hormigas que vivían en esa comunidad, todas muy trabajadoras y organizadas, recogiendo todo el alimento que pudieran conseguir para almacenarlo en su nido para el invierno.

Una mañana de verano, mientras Chusy se afanaba en recoger semillas por la pradera, encontró unas enormes y suculentas semillas que hasta entonces no conocía y que parecían tan sabrosas que a Chusy se le hacía la boca agua. La miraba con los ojos abiertos coo platos, mientras sus tripas, como si tuvieran vida propia, comenzaron a rugir como si quisieran llenarse de ese delicioso alimento. Chusy mientras se rascaba su negra cabeza con una de sus patitas, pensó

- Mmmmm, estas semillas tienen una pinta estupenda ¿ y si me la quedo para mi sola ? me voy a poner las botas si no tengo que compartirlas con nadie.

Y fue así como, egoísta, decidió alejarse del nido y cavando su propio y pequeño agujero en el suelo, guardo las semillas para ella sola.

Fue así como el resto del verano, animada por la idea de tener cada vez más alimento para disfrutarlo ella sola, fue recogiendo más cantidad de aquellas semillas llevandolas a su diminuto nido particular.

Los días de verano fueron haciéndose más cortos, y un buen día llegó el otoño.

Una noche, con el ya frescor otoñal, Chusy estaba acurrucada en su diminuto agujero, junto a sus semillas, y afuera, bajo una oscuridad total, comenzaron a caer unas gotas de lluvia, era una tormenta que apenas comenzaba.

De repente, comenzó a llover fuertemente y el agua empezó a entrar en el nido de Chusy, mojando todas sus semillas y anegando su agujero. Chusy asustada no sabía que hacer y temía morir ahogada.

Antes de que el agua cubriera del todo su precario agujero, salió corriendo y sin parar de correr se acercó temblando y llena de miedo al nido de hormigas que un día había sido su hogar, y viendo que sus compañeras habían trabajado todas juntas tapando la entrada para protegerse de la lluvia, desesperada, comenzó a gritar

- ¡ Abridme la entrada por fabor ! ¡ El prado se está cubriendo de agua y no quiero morir ahogada !

Las demás hormigas escucharon los gritos de Chusy y corrieron a abrir la entrada del nido para dejarla entrar. Todas tomaban una piedrecita de las que cubrían la entrada y la apartaban para abrir el acceso. Cuando este estuvo lo suficientemete abierto para que Chusy entrara, le gritaron

- ¡ Corre entra, date prisa !

Chusy aún temblando de miedo y empapada por la lluvia corrió a refugiarse y una vez dentro, todas las hormigas, incluida Chusy, se afanaron el cubrir de nuevo la entrada con las pequeñas piedrecillas.

Cuando la entrada ya estaba tapada y las hormiguitas a salvo, todas miraron a Chusy y sin hacer preguntas y echaron a andar camino a lo más profundo del nido para continuar durmiendo. Chusy las siguió, mientras sentía un gran pesar por lo que había hecho, y mientras se disponía a pasar la noche junto a sus compañeras, pensó que lo que había hecho estaba mal, muy mal, y que más vale el trabajo en equipo y compartir, que ser egoísta, estar sola, y ser vulnerable a cualquier contratiempo que pudiese ocurrir.

Y es así como Chusy aprendió a no ser egoísta y vivir felizmente en comunidad para siempre, compartiendo todo lo bueno que la pradera les ofrecía.
www.cuentosinfantilesadormir.com/cuentos-clasicos-infantiles.html

                                            

Dumbo : Cuento clásico


Cuento infantil : Dumbo
El tren del circo, lleno de animales, payasos y acróbatas, viajaba a través del campo. La locomotora iba delante resoplando y arrastrando a los vagones. En cada ciudad por donde pasaban, el circo daba un gran espectáculo.
Era primavera y las mamás animales esperaban el acontecimiento más importante del año: la llegada de las cigüeñas que iban a traer a los bebés. Miraban anhelantes al cielo, y finalmente una cigüeña entregó un paquete a una joven mamá elefante. La señora Jumbo desenvolvió su envío y los demás elefantes lo rodearon diciendo:
– ¡Qué bebé tan lindo! ¡Qué rico es!
De pronto, el bebé hizo una mueca y estornudó. Con el estornudo desplegó las orejas y todos vieron que eran muy grandes. Los elefantes empezaron a burlarse:
– ¡Qué enormes orejas!
– ¡Parece un barco de vela!
– Déjeme que las toque. ¿Serán de verdad?
A la señora Jumbo no le gustaron las bromas y gritó:
– ¡Aparten sus trompas de mi bebé! ¡No quiero que se metan con él!
El elefantito empezó a llorar, pero la señora Jumbo lo acercó a su cuello, acariciándolo con la trompa.
– Vas a llamarte Dumbo, le dijo.
Al día siguiente, el tren paró en una ciudad, donde los elefantes ayudaron a armar el circo. Hasta el pequeño Dumbo trabajó al lado de su madre. Por la tarde todos desfilaron por la calle principal. El primero iba el director del circo; a su lado, dos payasos; después venían los camellos, leones y tigres, y cerrando el desfile iban los elefantes, con Dumbo al final.
cuento-infantil-dumbo
EL pequeño estaba tan emocionado que tropezó con sus orejas. Unos chicos traviesos empezaron a tirarle de ellas, riéndose a carcajadas y burlándose.
– ¡Con esas orejas no te mojarás en días de lluvia!
La señora Jumbo se enfureció, llenó la trompa de agua y dio un baño a los chavales. Como eso no había ocurrido nunca antes, todos pensaron que se había vuelto loca. El director del circo mandó encerrar a la señora Jumbo en un vagón con barrotes. El pobre Dumbo se quedó fuera llorando, solito y asustado.
Los demás elefantes comentaban el suceso, echando la culpa a Dumbo. Decían que su madre estaba presa por su causa.
– ¡Tú no eres un elefante, eres un monstruo!
El ratoncito Timoteo apareció para defender al pequeño y los elefantes huyeron debido al miedo que tenían a los ratones, en ese momento Timoteo y Dumbo se hicieron grandes amigos. Al siguiente día, el director del circo decidió que Dumbo trabajara en el número de los payasos. Montaron en la pista una gran casa de papel, en donde Dumbo tenía que saltar a través del fuego para caer en la lona de los bomberos pero, al realizar el salto, cayó de mala manera y la gente se rió a carcajadas. El pequeño, después del espectáculo, estaba muy dolorido por lo sucedido, Timoteo al verle en ese estado le dio tanta lástima que tuvo una gran idea:
-Tus orejas parecen alas. Tú puedes volar. ¡Vamos, empieza a agitar las orejas, arriba, abajo!
-¡Pero los elefantes no vuelan!, protestó Dumbo.
-Ese es su problema, respondió Timoteo. ¿Te acuerdas que te decían que tú no eras un elefante? Tú volarás. Vamos a entrenarte al campo. ¡Date prisa!
Dumbo se animó mucho y siguió a Timoteo hasta un barranco, donde empezaron el entrenamiento. Timoteo mandó a Dumbo que saltara, agitando las orejas como si fuesen alas pero no se atrevía a saltar solo por lo que Timoteo se subió en su sombrero. Con su amigo acompañándole se armó de valor y realizó un espectacular salto, moviendo las alas, pero cayó en plancha al suelo.
Dumbo y Timoteo probaron muchas veces. Saltaba al barranco, movía las orejas, pero siempre se estrellaba con el suelo. No conseguía volar.
Al acabar el entrenamiento los dos estaban tan cansados que se quedaron a dormir allí mismo. Durante la noche, el pequeño elefantito soñaba que planeaba en el aire, volando ligero y ágil como un pajarito hasta que a la mañana siguiente, cuando Timoteo despertó, vio enfrente a cuatro cuervos.
– ¿Dónde estoy?, preguntó restregándose los ojos.
– Está usted en la copa de un árbol. Y ahora explíquenos cómo usted y ese elefante han conseguido subir aquí, dijeron los cuervos admirados.
Timoteo se quedó atónito. ¡Era verdad!¡Estaban en la copa de un árbol!
– ¡Despierta, Dumbo, despierta!, gritó Timoteo muy excitado. ¡Serás famoso! ¡Puedes volar!
Dumbo despertó, y sólo de pensar que había volado dormido, se sintió aturdido.
– Vamos, Dumbo, inténtalo ahora. Vamos a volar de aquí hasta abajo, dijo Timoteo.
Dumbo se lanzó al aire, pero cayó en un charco de agua que había debajo. Se levantó medio atontado, todo sucio y mojado. Los cuervos se rieron:
– ¡Ja,ja,ja!¡Lo que faltaba!¡Que los elefantes volasen!
Timoteo se encaró con ellos:
-¡Ustedes no tienen corazón! ¡Burlarse de un pobrecillo que nació con orejas como alas!
Los cuervos pidieron disculpas y prometieron enseñar al pequeño elefante a volar.
– Toma esta pluma mágica, dijo el cuervo. Ella te hará volar. Nuestros pajarillos aprenden con ella.
Dumbo tomó la pluma mágica con la trompa y cogió confianza. Agritó las orejas y empezó a volar.
-¡Viva!¡Estas volando!, exclamó Timoteo muy contento, acomodado en el sombrero de Dumbo.
-¡Vamos a darle un diploma de elefante volador!, dijeron los cuervos, entusiasmados con el alumno.
Dumbo se entrenó bastante y aprendió muchos trucos. Después, regresó al circo. Timoteo, como siempre, iba escondido en el ala de su sombrero.
Aquella noche, una vez más, Dumbo tenía que saltar de la casa en llamas. Pero todo fue diferente: ¡salió volando! El público aplaudió entusiasmado. Todos estaban admirados de ver un elefante volador, pero en un pequeño instante mientras volaba perdió la pluma mágica y empezó a caer.
– ¡Puedes volar sin ella, Dumbo! ¡Continúa batiendo las orejas!, ordenó Timoteo.
Dumbo obedeció y subió de nuevo con el aire. La gente aplaudía y gritaba:
– ¡Viva, Dumbo, el elefante volador! ¡Viva!.
Nuestro amigo se hizo tan famoso que el circo pasó a llamarse con su nombre. Su madre fue liberada y le dieron un vagón especial, muy bonito, al final del tren, desde el que podía ver a su hijito volar cuando viajaba.

cuento-infantil-dumbo
https://www.bosquedefantasias.com/cuentos-clasicos-populares

domingo, 22 de abril de 2018

Las adivinanzas

Las adivinanzas son dichos populares en verso en los que, de una manera encubierta, se describe algo para que sea adivinado por pasatiempo. Son juegos infantiles de ingenio que tienen como objetivo entretener y divertir a los niños pero que, además, contribuyen al aprendizaje, la enseñanza de nuevo vocabulario y a la difusión de las tradiciones. En las adivinanzas la poesía, el ingenio y la tradición popular se mezclan para crear un universo de enigmas y retos imaginativos para los niños.

Imagen relacionada


Imagen relacionada




PARA MI NIETO ERIC CON CARIÑO

Un acto de magia

Bambi y Tambor

Bambi y Tambor

¡Hola amigo y amiga! :


HAZ CLICK CON EL MOUSE Y AQUÌ ENCONTRARÀS DIFERENTES DIBUJOS PARA IMPRIMIR Y COLOREAR.Dibujos para colorear

Números y colores con letra...

Se ha producido un error en este gadget.

tabla del 2 en inglés

Se ha producido un error en este gadget.

Tabla del 3 en inglés

TABLA DEL 4 EN INGLÉS

Repasa las tablas de multiplicar en inglés del 2 al 5.

TABLA DEL 6 EN INGLÉS

Golpea el huevito

Tabla del 8 en inglés

Encierra al gato

Ve cliqueando los círculos más claros, que se pondrán más oscuros. • El objetivo es cercar al gato y no dejarlo salir. Para empezar, hacer click en cualquier lugar del dibujo de abajo ¡ Buena suerte y mucha atención!

"EL TESORO DEL SABER"

"EL TESORO DEL SABER"
GRACIAS POR SER PARTE IMPORTANTE DE ESTE BLOG.